Noticias y consejos sobre Marketing Online

¿Por qué puede no funcionar tu estrategia de Inbound Marketing?

Publicado por Eric Lehoucq

Encuéntrame en:

21/07/16 11:13

Estrategias_inbound_marketing.jpg

Aunque la mayoría de las empresas ahora reconocen que el inbound marketing es una táctica de promoción eficaz, se ha visto a menudo como la guinda del pastel en lugar de una herramienta imprescindible. Pero incluso en el año 2013, el 92,7% de las empresas que utilizaban el inbound marketing observaron un aumento significativo de sus leads.

Desde entonces cada vez más empresas – desde las grandes marcas hasta las pequeñas empresas – han asumido la integración del inbound marketing. Y en 2016, el inbound marketing está siendo considerado como un elemento esencial en los esfuerzos del marketing online. Como resultado, ahora es el momento perfecto para reevaluar tus tácticas de inbound marketing y que te preguntes: “¿Realmente funcionan?”

¿Por qué tu inbound marketing no funciona?

Por norma general cuando las empresas no ven resultados con sus estrategias de inbound marketing se suele reducir a las mismas razones básicas. Te detallamos a continuación por qué puede que tus esfuerzos de inbound marketing no están funcionando como deberían.

1)     No sabes lo que estás tratando de conseguir

Con el inbound marketing, muchas empresas bucean en las tácticas y afirman “Necesitamos una mejor optimización en los motores de búsquedas” o “Necesitamos hacer más contenidos de blog”. Sin embargo, estas empresas aún tienen que echar un vistazo a sus activos existentes y la forma en la que pueden mejorarse antes de perseguir el próximo gran éxito del inbound marketing. Además, estas métricas son demasiado vagas – tienes que alinear tu generación de leads con objetivos cuantificables para crear un impacto y analizar los resultados.

2)     No has construido una base adecuada

Alrededor de 6 a 12 meses, si no tienes una base sólida sobre la que construir tu estrategia, tu plan de inbound marketing puede llegar a ser muy confuso. No tendrás la atribución o la comunicación adecuada, haciendo que sea difícil escalar y ver qué esfuerzos van a producir mejores resultados.

3)     No dispones de la persona adecuada

Es posible que hayas puesto a una persona que “maneje” el inbound marketing internamente, pero puede ser fácilmente abrumador para esta persona ponerse al día con el software adecuado. Además, si esta persona no ve ninguna involucración o educación por parte de la dirección (o no está viendo ningún resultado lo suficientemente rápido), puede ejercer una presión indebida en el equipo o directamente decidir abandonar la empresa.

4)     Tus esfuerzos de inbound no se alinean con tus esfuerzos outbound

Suele ocurrir que muchos clientes ejecutan acciones con anuncios impresos o campañas de PPC para obtener más visibilidad en un determinado producto o servicio sin ningún esfuerzo outbound. Landing pages, formularios, o emails de seguimiento tienen que establecerse para alinearse con este tipo de anuncios para conseguir los leads que necesitas.

5)     Tus esfuerzos no están impulsados por los datos

Es comprensible que las marcas quieran permanecer fieles a sus estilos de comunicación tradicionales. Sin embargo, no prestar atención a las métricas importantes – como si tus tasas de apertura están cayendo email tras email – puede dañar tus iniciativas de inbound. Es importante afinar en cómo tus usuarios reaccionan a ciertos esfuerzos de mensajería para desarrollar una correcta comunicación.

Estos no son los únicos obstáculos con los que puedes toparte, pero si puedes averiguar cuál de ellos te impide tener éxito y abordarlo de frente, verás como a empiezas a ver los resultados que esperas en tu marketing.

Fortalece tu campaña de inbound marketing

Una vez que hayas identificado el foso (o los fosos) en los que has caído, es necesario que entiendas como adaptar estos errores de marketing y asegurarte de que realmente funcionarán. Aquí tienes cuatro cosas que puedes hacer para ello:

1)     Reevalua tus objetivos

Pregúntate a ti mismo, “¿Esto está aportando valor al cumplimiento de nuestros objetivos de negocio?” Muchas empresas se ponen en modo “lista de verificación” haciendo lo mismo repetidamente sin tomarse el tiempo de preguntarse si realmente funciona. Recuerda, las metas y los objetivos – cuando dependen de los datos de los usuarios – cambiarán y se turnarán. Programar una auditoría, con objetivos cuantificables cada cuatro a seis semanas es una buena táctica a seguir.

2)     Comunica con tu equipo

Asegúrate de que todos sepan lo que está pasando. Involucra a quienes toman decisiones clave en cada fase del proceso. Esto no debe hacerse anualmente o trimestralmente sino de forma mensual y constante. Comienza con una discusión estratégica inicial acerca de lo que realmente se necesita para alcanzar los objetivos. Realiza una auditoría de todo lo que se ha hecho hasta la fecha, y programa unos tiempos para ir cumpliendo los objetivos de la campaña. ¿Son tus expectativas realistas?

3)     Identifica a tu cliente

Construye el plan de marketing en torno a la atracción y la participación de estos usuarios. Necesitas saber si tu estrategia de inbound marketing resonará con tus clientes ideales y ayudará a resolver uno de sus problemas en cada paso del proceso. Asegúrate de que tus clientes están segmentados y de crear tus buyer personas.

4)     Mide tus datos

Los datos y la atribución adecuada pueden decirte como de efectiva es cada campaña. Es importante al menos tener en cuenta una fecha en la que lanzas una campaña de outbound marketing para realizar un seguimiento de los picos de tráfico de tu web y de las conversiones. Ata todos los esfuerzos de marketing en conjunto para el rastreo, y reporta razones que puedan explicar si una campaña funciona o no.

Con estas cuatro resoluciones en mente, serás capaz de adaptar tu actual estrategia de inbound marketing a una que funcione al instante. Pero a medida que continúas evolucionando, también necesitas saber cómo encontrar fácilmente los problemas de marketing antes de la adaptación.

Detectar los errores del inbound marketing

Aunque a todos nos gusta pensar que vamos a ser los primeros en reconocer cuando hemos cometido errores, este no es siempre el caso. En medio de la carrera por “hacer más” y “hacerlo rápido”, es posible descuidar los pasos adecuados para construir el tipo de campaña correcto.

Las empresas están teniendo serios problemas para identificar sus errores de inbound porque no tienen los recursos para gestionarlos de manera eficaz. Muchas de estas empresas ven un tipo particular de software o una táctica como una solución que lo cura todo, pero raramente es el caso. A menudo es más probable que el equipo de marketing sea pequeño y trate de automatizar sus procesos de inbound marketing desde el primer momento.

No te equivoques: La automatización es buena en tanto que deja el trabajo pesado y la mano de obra a las máquinas. Pero con el tiempo – si todo se está ejecutando por su propia cuenta – es fácil pasar a otras tareas y descuidar el desarrollar tus esfuerzos de marketing (especialmente cuando tu equipo de marketing lo forman una o dos personas).

En última instancia, la identificación de estos problemas implica algo más que el equipo de marketing. El servicio al cliente, ventas y la dirección ejecutiva necesitan estar en la misma página si la empresa va a obtener buenos leads de sus esfuerzos de inbound marketing.

A menudo tenemos miedo de tomar una visión crítica de lo que estamos haciendo y preguntarnos si realmente es el mejor enfoque para cumplir con nuestros objetivos. Pero en 2016, en tanto que el inbound marketing se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestro arsenal, es el momento adecuado para recopilar datos, obtener el equipo adecuado, comunicar y reevaluar cómo llegar a los clientes potenciales.

Hablemos sobre tu marketing online

¿Le ha gustado lo que ha leído?  Haga clic aquí para suscribirse a este blog

Temas: inbound marketing, estrategia marketing online