Noticias y consejos sobre Marketing Online

Marketing de contenidos Vs Estrategia de contenidos. ¿Cuál es la diferencia?

Publicado por Eric Lehoucq

Encuéntrame en:

30/04/15 17:25

marketing_de_contenidos-1.jpg

Si últimamente no has escuchado la expresión “marketing de contenidos” es que probablemente hayas estado de vacaciones.

En el mundo online, el marketing de contenidos se está convirtiendo en uno de los términos más utilizados de la industria. Hoy en día, nadie discute que es crucial, y en G4 Marketing Online no pretendemos quitarle poder a todo lo que el marketing de contenidos puede hacer por un negocio, pero existe otro término igual de importante (si no más) que no se escucha tan a menudo. El término al que nos referimos es el de “estrategia de contenidos”.

Puede que te estés preguntando, ¿el marketing de contenidos y la estrategia de contenidos no son lo mismo? La respuesta es simple… ¡no! La estrategia de contenidos es el conjunto que engloba todo, mientras que el marketing de contenidos hace referencia a una única parte de una estrategia de contenidos general.

De hecho, comprender estas diferencias así como planificar la manera de que trabajen juntos es una de las cosas más importantes que puedes hacer para que tu negocio online tenga éxito.

Con esto dicho, vamos a profundizar un poco más en cómo estos dos términos difieren, así como la forma en la que se complementan entre sí.

¿Qué es la estrategia de contenidos?

Una simple definición de Wikipedia define la estrategia de contenidos como “…la planificación, el desarrollo y la gestión de contenido informativo, escrito o en otros formatos.” En otras palabras, tu plan maestro para el uso de contenidos en cada aspecto de tu negocio.

planos_casa.jpgPara ayudarnos a conseguir la mentalidad adecuada para comprender la totalidad de lo que es la estrategia de contenidos, pensemos primero en los planos de construcción de una casa. Estos planos son extremadamente detallados y planifican todos los aspectos de la construcción de una casa. Éstos, detallan con precisión medidas, dónde irán los cables y tuberías, dónde se ubicarán las vigas de soporte y hasta dónde se ubicarán los electrodomésticos, puertas y arbustos.

Una estrategia de contenidos es en esencia un plano de negocio que establece exactamente cómo se utilizará tu contenido online/offline para lograr tus objetivos de negocio. Una buena estrategia de contenidos debe responder a todo tipo de preguntas, como por ejemplo:

  • ¿Por qué deberían de publicarse los contenidos?
  • ¿Dónde se van a publicar estos contenidos?
  • ¿Cuándo se deben lanzar estos contenido a nuestra audiencia?
  • ¿Quién queremos que los vea?
  • ¿Qué reacciones esperamos de nuestros contenidos?
  • ¿Qué haremos con el contenido una vez que se haya publicado?

Cuando hayas abordado algunas de estas cuestiones más amplias, es el momento de sumergirse en preguntas más profundas como por ejemplo:

  • ¿Qué tipos de contenidos necesitan o desean tus múltiples audiencias?
  • ¿Cómo debes organizar y estructurar tus contenidos?
  • ¿Quién publica y mantiene tus contenidos?
  • ¿Con qué frecuencia se publican tus contenidos?
  • ¿Cómo encuentra tu audiencia tu contenido y cómo interactúa con él?

Estas preguntas son sólo un trozo sobre lo que debes reflexionar a la hora de establecer una estrategia de contenidos. Este proceso requiere tiempo, investigación, reflexiones y planificación estratégica. Mediante la presentación de una gran estrategia de contenidos, sabrás exactamente qué, por qué y cómo tu empresa está planificando el uso de contenidos para lograr mejor sus objetivos.

También es muy importante que tengas en cuenta que la estrategia de contenidos que utilizaste anteriormente (años previos) no debe ser reutilizada este año. Si bien puede ahorrarte tiempo no tener que ajustar o cambiar tu estrategia de contenidos, no cambiarla mueve básicamente tus esfuerzos hacia una calle sin salida cuando se trata de adaptarse para satisfacer las necesidades en constante cambio de tu público. Reelabora tu estrategia de contenidos cada año, y realiza ajustes cuando sea necesario. ¡Sin excepciones!

¿Qué es la estrategia de marketing de contenidos?

El marketing de contenidos, por otro lado, es típicamente un enfoque suave de ventas para atraer clientes y retenerlos a través de la creación y entrega de contenidos relevantes y significativos. Básicamente se trata de una combinación de técnicas de venta y marketing orgánico, todo en uno. Este truco disfraza lo suficiente tus esfuerzos de tal manera que tus clientes no saben que estás vendiéndoles algo, sino que sienten que están cada vez más informados. En el marketing de contenidos, eliges una audiencia específica a la que quieres dirigir tus contenidos, y una vez que los alcanzas trabajas para impulsar una acción por su parte a través de un contenido que crees ayudará a dar forma a su comportamiento para dar lugar a una conversión.

Las piezas del marketing de contenidos se encuentran habitualmente en forma de notas de blog, formularios, casos de estudio, social media marketing, inbound marketing, PPC, SEO y más.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre el marketing de contenidos y la estrategia de contenidos? Una estrategia de marketing de contenidos es simplemente un apéndice de tu estrategia de contenidos general, ya que se centra exclusivamente en la creación, medición y publicación de piezas de marketing de contenidos para audiencias específicas. Aborda con precisión el “por qué” de tu estrategia global y lo que motiva a tus clientes a participar.

Una buena estrategia de marketing de contenidos sólo puede llegar hasta su máximo potencial si dispone de una sólida estrategia de contenidos que la sostenga. En otras palabras, tu estrategia de contenidos aborda el “cómo” de la utilización de tus contenidos, así como el “dónde” y el “qué”.

Volviendo a nuestra analogía, nunca querrás empezar por construir las paredes y el techo de una casa sin construir primero una base sólida. Es lo mismo con una estrategia de marketing de contenidos, sólo funciona si tienes una sólida estrategia de contenidos. Esta base ayuda a alinear tu marca, comunicación y prácticamente todos los aspectos del marketing de contenidos con tus objetivos generales.

¡Ojo con la tentación de pereza!

perezoso_en_el_trabajo.jpg

Lamentablemente, debido a la gran cantidad de tiempo que puede tomar elaborar una buena estrategia de contenidos, muchas personas se saltan por completo este proceso y se centran exclusivamente en el marketing de contenidos (la parte divertida). Mientras que focalizarte en el marketing de contenidos puede aportarte un poco de éxito aislado, es probable que se quede corto respecto al impacto global que podría haber tenido, si hubieras evaluado cómo iban a ser utilizados e implementados tus contenidos. En esencia, estás confiando demasiado en tu lado creativo sin tener en cuenta tu lado estratégico.

Somos conscientes de que es tentador publicar contenidos en tu web para las masas y sentir que estás haciendo sabio con tus contenidos, pero no se debe crear contenidos por el bien de la creación de contenidos.

Crear contenidos tiene un propósito que se alinea con los objetivos generales de tu empresa y se diseñan para producir una respuesta calculada. Esta es la única manera de optimizar verdaderamente tus esfuerzos de marketing de contenidos.

Conclusión

Una estrategia de contenidos sólida (combinado con una valiosa estrategia de marketing de contenidos) es una de las herramientas más importantes que puede utilizar tu empresa para maximizar su alcance online. Asegúrate de que las bases de tu marketing de contenidos han sido bien planeadas antes de implementar tu estrategia de marketing de contenidos.

Aprovecha al máximo este año para desarrollar una buena estrategia de contenidos. De esta manera tu web tendrá un propósito más claro y tendrá más efecto produciendo resultados cuantificables. Te sorprenderás de lo que tu marketing de contenidos puede lograr cuando tiene una sólida estrategia de contenidos que lo respalde.

marketing de contenidos informe

¿Le ha gustado lo que ha leído?  Haga clic aquí para suscribirse a este blog

 

 

Temas: Marketing de contenidos, estrategia marketing de contenidos