Noticias y consejos sobre Marketing Online

El texto de pre-cabecera de tus emails. El gran olvidado

Publicado por Javier Gomez

Encuéntrame en:

11/06/14 16:02


Malas noticias, amigos. Tus suscriptores emplean menos de tres a cuatro segundos en decidir si procede o no abrir tu correo electrónico. Y debido a que, al menos, el 75 % de las personas leen primero el email en sus dispositivos móviles, es muy fácil para ellos deslizar el dedo y borrar el email sin pensárselo dos veces. ¿La buena noticia? Utilizando el Email marketing tienes una herramienta para captar la atención de tus suscriptores: El Texto de pre-cabecera.

 

Ejemplos_Pre-cabecera

En caso de que no estés familiarizado con este término, el texto de pre-cabecera es el texto en color gris claro que aparece después de la línea del Asunto cuando se revisa el correo electrónico en tu cuenta de Gmail o en el teléfono.

Solemos invertir mucho tiempo en el contenido que hay dentro del correo electrónico, pero cuando te olvidas de prestar el mismo nivel de atención a tu texto de pre-cabecera, tu email pierde su atractivo exterior. El mensaje predeterminado, "Si tienes problemas para ver este correo electrónico ..." es el equivalente a tener una boutique de moda en un barrio fashion y tener la entrada llena de papeles por el suelo. Ocurre que no atraes a los clientes potenciales.


Así que ¿qué es lo que hay que poner ahí?

Hemos recopilado ocho puntos a  "hacer" (y uno "mejor que no") para personalizar la pre-cabecera de tus emails para que los lectores los abran y se queden un rato leyéndolo.

1. Haz que el contenido de tu correo electrónico sea convincente

A veces las líneas de asunto de mis emails quedan lejos de ser perfectas. Así que, si te pasa como a mí, con el texto de pre-cabecera tienes otra oportunidad para animar a los lectores a abrir tu correo electrónico. Utilízalo para capturar el punto principal de tu correo electrónico con algo convincente, contenido llamativo.

2. Incluye una llamada a la acción potente

Tu texto de pre-cabecera puede ser un gran lugar para incluir tu llamada a la acción y crear una sensación de urgencia. Esto animará a tus suscriptores a abrirlo de inmediato, antes de que se distraigan leyendo otros mails más interesantes de sus amigos.

3. Trabaja sobre la línea de Asunto

En general, cuanto más corta sea la línea del asunto, mejor será su rendimiento. El Texto de pre-cabecera te permite añadir un poco más de contexto, manteniendo la longitud de la línea de asunto en el punto ideal para llamar la atención.

 

4. Escribe un mensaje personal

Una nota personalizada en tu texto de pre-cabecera refleja lo que tus lectores verán cuando les llegue el correo. Además de que es sutil y menos intrusivo, por lo que es menos probable que canses a esas personas que ya están acostumbradas a las temáticas personalizadas de las líneas de Asunto.

 

 5. Da un incentivo para abrirlo

No es ningún secreto que las personas se inscriben a las listas de correo electrónico porque esperan obtener algo interesante a cambio. Sorpréndeles con ese trato o contenido exclusivo de inmediato y verás como tus tasas de apertura se disparan.

 

6. Que sea corto

Recuerda que tienes un espacio limitado en la bandeja de entrada para el texto de pre-cabecera, así que al igual que ocurre con la línea del asunto, cuanto más corto, mejor. La longitud varía dependiendo de la herramienta de correo electrónico que utilice el cliente, pero para mayor seguridad, se recomienda mantenerla a menos de 75 caracteres.

 

7. Prueba A / B

Cada audiencia es diferente. Prueba variaciones en tu texto de pre-cabecera  para saber qué es lo que mejor funciona con tus suscriptores.

 

8. Incluye un Emoji

Puede parecer atrevido pero pon un poco de diversión en tu texto de pre-cabecera añadiendo un símbolo o Emoji. Es una manera alegre de mostrar que tu marca tiene sentido del humor y hará que tu correo electrónico destaque en una bandeja de entrada llena de gente.

 

Y finalmente un "No": No te repitas, es repetitivo ;)

Con demasiada frecuencia, se comete el error de usar el texto de pre-cabecera para repetir o reformular la línea del asunto. Esto no añade valor para los lectores, así que utiliza este texto para darles algo fresco que llame su atención.




CONCLUSIÓN:

Con un poco de creatividad, el texto de pre-cabecera de tus emails puede darte grandes resultados.

 






Autor: Javier Gómez

Temas: email marketing