Noticias y consejos sobre Marketing Online

Cómo detectar y tratar el contenido tóxico (que podría envenenar a toda tu web)

Publicado por Javier Gomez

Encuéntrame en:

23/07/14 11:48

contenido_toxicoCon la reciente actualización de Panda 4.0, es ahora más importante que nunca que tengas tus contenidos atendidos. Panda no va a desaparecer. De hecho, Google sigue resaltando la importancia de la calidad del contenido y de participación de los usuarios. Y el algoritmo de Google sigue actualizándose en esta línea.

Es de vital importancia que el algoritmo Panda de Google dé el visto bueno a tu sitio web. Al auditar frecuentemente tu dominio, todo aquel contenido de bajo valor podría afectar negativamente a tu visibilidad en las búsquedas orgánicas. Tu agencia de marketing online debería orientarte en este sentido.

La práctica de revisar regularmente tu contenido web debe incluir:
  1. Captura y marca el contenido que pueda ser de poco valor o de mala calidad.
  2. Limpia todo aquel contenido de escaso valor (bien eliminándolo o mejorándolo, o no permitiendo que sea indexado por Google).
  3. Que tu misión sea publicar sólo contenido de alto valor informativo, contenido atractivo (la forma más eficaz de que Panda apruebe tu sitio web).
Teóricamente, si sólo publicas contenido de calidad, nunca estarás en riesgo. Pero muchas veces eso es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente si gestionas una web de comercio electrónico, o si trabajas con equipos de colaboradores, o no controlas lo que se publica.
Incluso si piensas que has publicado contenido bueno y exclusivo, es más que probable que aún tengas que hacer un poco de limpieza "hogareña" para tener tu web en forma.

 

¿Qué es el contenido de baja calidad?

El contenido de mala calidad o de bajo valor puede venir en muchas formas. Algunos ejemplos:
  • Contenido mal escrito: Tal vez compraste grandes bloques de contenidos por 5 € el artículo de proveedores que lo ofrecen a precios excesivamente bajos. O simplemente ves  que cada vez que lees ciertas partes  del contenido de tu web piensas "esto no tiene mucha calidad".

  • Contenido escaso: Páginas que son demasiado breves para transmitir información útil podrían ser vistas como escasas. Así que las páginas con menos de 250-300 palabras podrían ser problemáticas. Tampoco que es que ahora digamos que no se puede aportar valor con textos con un menor número de palabras, pero por lo general no suele ser asi. Así que si estas revisando tu contenido, ten en cuenta que un bajo recuento de palabras es un indicador clave a tener en cuenta para la identificación de posibles puntos débiles en tu web.

  • Contenido duplicado: Versiones muy similares o exactas de la misma página a través de diferentes URLs, copiar texto modelo en varias páginas donde haya muy poco texto único, descripciones de productos duplicados, y así sucesivamente. Todos estos son ejemplos de contenido duplicado.

  • Contenido caducado: ¿Tienes contenido caducado en tu web? Ejemplos de ello serían paginas de ofertas especiales con fechas vencidas, ofertas de trabajo antiguas, listados de materiales obsoletos, productos fuera de stock, etc.

  • Contenido muerto: Páginas que devuelven un error 404 debido a que el archivo / contenido ya no existe.

  • Contenido de nula participación: Incluso si tu contenido no se ajusta a ninguna de las categorías anteriores, todavía puede ser una amenaza potencial porque los usuarios no les resulta particularmente interesante. Simplemente porque un contenido sea 100% original, denso, y gramaticalmente correcto no significa que vaya a tener aceptación entre los visitantes. Podría contener datos incorrectos o el tono inadecuado para tu audiencia específica, o estar mal estructurado, o tal vez sea 100% auto-bombo. Cualquiera de estos factores podrían hacer que salten las señales de una pobre participación de los usuarios (poco tiempo en la página, alta tasa de rebote, etc). Y el algoritmo Panda de Google es capaz de identificar  esto.

 

Métodos para desenterrar el contenido de baja calidad en tu web

Así que, ¿cómo encontrar este contenido potencialmente tóxico? Una forma es hacer una revisión manual  revisando cada página de tu web para evaluar su calidad y valor para tu audiencia. Pero claro, esto es bastante laborioso, sobre todo si lo hacemos periódicamente.
Otra forma más eficiente es automatizar y aprovechar las siguientes herramientas, consejos y tácticas.

Screaming Frog

Una herramienta que se utiliza bastante para parte de estas tareas es Screaming Frog. Puedes ejecutar un análisis para encontrar tres diferentes puntos problemáticos de contenido, incluido el contenido escaso, contenido duplicado, y 404 errores.
Contenido duplicado: Una de las maneras más rápidas para detectar el contenido duplicado con Screaming Frog es ejecutar un informe de análisis de tu web e identificar los títulos de las páginas duplicadas y / o nombres de archivos. Luego puedes ordenar la hoja de cálculo obtenida por título o nombre de archivo. Si encuentras idénticos títulos de página o nombres de archivos o incluso si son muy parecidos, comprueba que no estén duplicadas las versiones del contenido.
Contenido escaso: Screaming Frog también permite automatizar el proceso de captura de contenido que es potencialmente de escaso valor mediante el recuento de palabras totales para cada página de tu web.
Errores 404: Screaming Frog también genera una columna con el código de estado en cada informe de rastreo donde puedes ordenar por los errores 404 detectados en tu web.

 

Informe personalizado de Google Analytics

Otra forma de descubrir el contenido de bajo valor es mirar los indicadores que nos muestran el  compromiso del usuario en Google Analytics. Típicamente todo aquel contenido que esté mal escrito, sea de baja calidad, o no resulte interesante mostrará unos indicadores de compromiso de calidad inferior.
Estas señales de compromiso incluirían:
  • Porcentaje de rebote: si un usuario vuelve a o "rebota" de nuevo a los resultados de búsqueda sin navegar más allá en tu web puede ser un indicador de una experiencia insatisfactoria o mala para los usuarios.

  • Promedio de tiempo en la página: ¿Pasan los usuarios un tiempo muy corto en algunas páginas de tu web en comparación con las demás? ¿Hay una razón por la cual este tiempo de estancia sea tan bajo, y podría ser debido a que el contenido carece de valor?

  • Vistas: Las páginas en tu web que consiguen muy pocas vistas únicas podrían ser una fuente de preocupación. ¿Por qué están teniendo tan pocas vistas?,¿ e indica esto una falta de calidad?

  • Páginas por sesión: ¿Están los usuarios visitando diferentes páginas de contenido en tu web en una sesión? Si no es así, podría significar que no encontraron ningún valor real en el contenido inicial que primero leyeron.

  • Objetivos completados: Tener pocos objetivos completados no impacta negativamente en tu rendimiento orgánico en Google, pero podría ser un indicador de que tu contenido necesita una reforma o que tus mensajes de llamada a la acción son inexistentes.

 

Lidiando con contenido de baja calidad

Una vez que has encontrado un contenido de baja calidad, lo que quieres es definir un plan de acción para gestionarlo. Aquí tienes 2 opciones: mantener la página en cuestión y trabajar para mejorarla, o eliminarla por completo o tal vez esconderla para que no la indexen los motores de búsquedas.
Si tienes intención de purgar contenido de tu web, hay algunas cosas importantes a considerar en primer lugar, como por ejemplo:
  • ¿Este contenido atrae tráfico? Asegúrate de analizar la página de destino durante los últimos tres a seis meses para determinar si esta página dirige tráfico a tu web. Si es así, es probable que tengas que pensártelo dos veces antes de eliminarlo, porque, a pesar de que no esté consiguiendo buenos indicadores de compromiso, aún así esté trayendo tráfico. La eliminación del contenido acabará con ese tráfico entrante también.

  • ¿Tiene enlaces entrantes? Es difícil conseguir enlaces en páginas más ocultas dentro de tu sitio web de forma natural, así que hay pensárselo bien. Si  decides eliminar una página, asegúrate de redirigir los vínculos entrantes hacia otra página correspondiente en tu web.

  • ¿Proporciona valor real? Antes de eliminar una página, asegúrate de volverla a revisar para determinar si hay valor allí y qué datos podrían faltar. Por ejemplo, tal vez sea una página que apenas tenga contenido, pero sea un paso clave en el embudo de ventas o sea fundamental para la navegación. Pero ves que no es necesariamente una página que deseas que se indexe, ya que podría ser vista como algo de bajo valor para Google. Así que en lugar de eliminarla, ocúltala a los motores de búsquedas.
Así que repetimos, antes de retirar cualquier contenido de tu sitio web porque tenga poco valor o tenga indicadores de compromiso pobres, asegúrate de sopesar cuidadosamente los riesgos y consecuencias y evaluar el impacto que esta acción podría tener.
consejos contenidos web

Autor: Javier Gómez