Noticias y consejos sobre Marketing Online

3 razones por las que las campañas de Publicidad Online pueden fallar

Publicado por Javier Gomez

Encuéntrame en:

13/10/15 11:40

Hay una línea muy fina entre el éxito y el fracaso en la industria del marketing digital. Asegúrate de que tu estrategia de marca se prepara para tener éxito evitando estos errores en tu próxima campaña.

auditoria_conversion2-resized-600
Si las personas están navegando por páginas web desde sus teléfonos móviles, leyendo las noticias en tabletas portátiles, o comprando productos online, es más que evidente que cada vez pasamos más tiempo online. Internet nunca ha sido tan relevante como lo que es hoy en día, y casi todo el mundo busca información online. Por lo tanto, la publicidad online es una parte importante de cualquier estrategia de marketing actual.

Sin embargo, a pesar del alcance eficaz del marketing digital, todavía hay maneras en las que una campaña de publicidad online puede fallar. Aquí están tres razones por las que tu estrategia puede no salir según lo planeado.

1. Copiar a tus competidores

Una de las mejores cosas que puedes hacer para generar ideas para tu propia campaña de marketing cuando acabas de empezar, es investigar a tus competidores y ver lo que ellos han estado haciendo. Sin embargo, una cosas es inspirarnos y otra muy diferente es hacer un copia y pega de sus ideas en tu web. Lo que funciona bien para otros no siempre funciona igual de bien para nosotros.

La verdad es que la mayoría de los canales de marketing ya están excesivamente saturados, con campañas de PPC increíblemente caras para multitud de palabras y frases clave generales. Teniendo esto en cuenta, tienes que pensar en otros métodos de marketing  que no sean tan fáciles de copiar.

Por ejemplo, podrías tratar de combinar tus anuncios de banners y marketing en redes sociales con la producción de contenidos para generar más tráfico. Con el marketing de contenidos, puedes analizar las cosas que más importan a tu público y cuáles les aportan posibles soluciones a sus problemas. Esto te permite desarrollar una posición de autoridad dentro de tu mercado, y establecerte como un sitio de referencia donde ofreces un valor.

2. Tus anuncios deben adaptarse a todos los dispositivos

Hoy en día, una buena parte del éxito del marketing online llega a través de las redes sociales. Si tus ideas, mensajes, banners y páginas de aterrizaje no pueden ser trasladadas y compartidas a través de blogs, videos y tweets, entonces puede que tengas que desechar tu plan actual y volver a empezar desde cero. Anunciarse no tiene por qué ser un proceso largo que implique enormes bloques de texto. Llamar la atención de tu audiencia se puede hacer en tan sólo 140 caracteres, si sabes cómo generar interés correctamente.

Además, recuerda  que la mayoría de la gente está navegando por Internet a través de sus smartphones. De hecho, el uso de equipos móviles (smartphones  y tabletas) está en el 51%, mientras que el uso de los equipos tradicionales de escritorio en sólo el 42%. Con esto en mente, cualquier contenido creativo, como anuncios y banners que desarrolles y publiques deberá visualizarse y funcionar igual de bien, tanto en la pantalla del teléfono como en un ordenador portátil o de escritorio.

Si el modo en el que te promocionas no está optimizado para adaptarse a todas las diferentes formas y tamaños de pantalla, actualmente posibles, estarás perdiendo un porcentaje significativo de posibles futuros clientes. De hecho, una forma fácil de cerrarte la puerta a nuevas relaciones con clientes es proporcionar a los usuarios móviles enlaces que les envíen directamente a webs no optimizadas de escritorio en las que no puedan hacer clic en los botones o rellenar los formularios.

3. Centrarse en Tráfico en vez de en Conversiones

Después contactar con un vendedor de marketing online, es muy probable que lo primero que traten de venderte sea cuánto tráfico adicional podrían enviar a tu web o a tus páginas de aterrizaje. Aunque el tráfico es importante para desarrollar una presencia online positiva, es importante recordar que el objetivo final debe ser las conversiones - no el tráfico.

El tráfico está muy bien, pero no sirve de nada descubrir que has tenido cientos de personas visitando tu web en un día, si ninguno de ellos compró tu producto o se inscribió en tu boletín de noticias. Recuerda que el tráfico no equivale necesariamente a beneficios ni a un aumento de la facturación.

Las campañas de publicidad online no sólo deben centrarse en dirigir el tráfico. La optimización de las tasas de conversión deben ser una prioridad. Al final lo que quieres, es asegurarte de que la gente complete la acción deseada cuando lleguen a tu web. Todos los esfuerzos serán inútiles si al final no puedes trasladar el número de vistas que tu web consigue, en un beneficio real.

Pasos Clave para convertir tu tráfico en negocio
Tus esfuerzos de publicidad no serán inútiles si creas contenido innovador que pueda adaptarse bien tanto a móviles, como a equipos tradicionales. Y se ejecute de forma creativa incitando a la participación de los usuarios y estimulando las conversiones. Tomar nota de estos errores típicos y ser consciente de sus consecuencias potencialmente negativas te pondrá en el camino hacia el éxito.
¡Suscríbete a nuestro blog! Podrás conocer el primero todas las novedades en marketing online