Noticias y consejos sobre Marketing Online

Ley de protección de datos: sirve de algo la ley sobre cookies

Publicado por Eric Lehoucq

Encuéntrame en:

3/03/14 20:56

ley de cookiesLas cookies, al igual que otras tecnologías similares como “local shared objects”, “flash cookies” o píxeles, son herramientas que se instalan en el navegador del usuario. Estos pequeños archivos permiten al responsable de un servicio online mejorar la forma de interactuar entre sus visitantes y su sitio web, almacenando y recuperando información acerca de estos.

Gracias a las cookies, el servidor web es capaz de recordar datos relativos al usuario (hábito de navegación, preferencias para la visualización, contraseñas, productos y servicios que más le interesan, etc.). De esta forma, y entre otras cosas, se le puede hacer al usuario una publicidad a medida.

No obstante las cookies tienen muchas otras funciones, es por ello que se clasifican en distintos grupos:

Cookies según la entidad que las gestiona

Cookies propias: Son aquéllas cookies que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el propio editor.

Cookies de tercero: Son aquéllas cookies que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio que no es gestionado por el editor, sino por otra entidad.

Cookies según su finalidad

Aquí se identifican las cookies exentas de la ley así como las que no lo están

Cookies exentas de la ley:

Distinguimos tres tipos diferentes

  • Técnicas: Son aquellas cookies necesarias para la navegación. Sin estas, la página no funcionaría adecuadamente.

  • De personalización o configuración: Estas cookies permiten que la página reconozca el idioma del usuario, el tamaño de letra, etc.

  • De seguridad: Su principal cometido es impedir o dificultar ataques contra el sitio web o sus usuarios. Estas últimas son primordiales.

Cookies afectadas por la ley:

  • Analíticas: Aquellas cookies que permiten medir la actividad de los usuarios y elaborar estadísticas de navegación.

  • Publicitarias: Son las cookies que gestionan la frecuencia y el contenido de los anuncios.

  • De seguimiento: Son aquellas cookies que almacenan información sobre los usuarios para mostrarles posteriormente publicidad personalizada.

Lo primero que debemos hacer es un repaso a nuestras cookies y comprobar si están afectadas por la ley. En el caso afirmativo debemos cumplir con la ley o por el contrario si la información que nos aportan es prescindible podemos eliminarlas.

¿Cómo cumplir con la ley de cookie?

Una nueva normativa de la ley de cookies impone la obligación de obtener el consentimiento debidamente informado de los usuarios de la página para la utilización de estos cookies.

Esta ley afecta tanto a empresas como a profesionales con una página web, así como a otros prestadores de servicios y es muy clara al respecto; solo se piden dos cosas: información clara y consentimiento previo del usuario antes de su instalación.

La información acerca de de las cookies ha de ser visible en todo momento para el usuario. Éste ha de tener en todo momento la posibilidad de rechazar la aceptación de la ley una vez aceptada, es decir opción a rectificación.

Existen varias maneras de conseguir dicho consentimiento por parte del usuario:

De manera implícita: se le otorga el consentimiento al usuario sin que éste tenga que realizar ninguna acción concreta como hacer clic en un botón o cerrar un popup. Esto es, el usuario estará dando su consentimiento a la ley con el simple hecho de navegar por la web, informándole previamente.

De manera explícita: para dar su consentimiento, el usuario deberá realizar una acción concreta (clickear en el botón de Aceptar para permitir el uso de cookies en un pop-up). El uso de estos cookies sólo tendrá lugar en el momento que el usuario consiente su uso.

Impacto en la usabilidad web de la ley de cookies

Una de las consecuencias de la ley de cookies es que muchos de los mecanismos de consentimiento adoptados a la hora de implementar la politica de cookies han tenido un impacto negativo en la usabilidad de los sitios web para los usuarios.

Problemas de usabilidad potenciales:

  • La utilización de pop-ups en sitios web para aplicar la política de cookies puede tener consecuencias en la usabilidad para los usuarios – los usuarios no pueden acceder a la información que desean acceder sin haber leído y sorteado el pop-up.

  • Por otro lado, el uso de un consentimiento tácito y un enlace a una política de cookies al pie de la página también es pobre desde la perspectiva de la usabilidad. Es poco probable que los usuarios lo vean (especialmente en un dispositivo móvil), y por lo tanto es difícil decir que el consentimiento ha sido dado.

  • Los dispositivos móviles y tabletas plantean problemas particulares. Los pop-up en la parte inferior de la página son difíciles de leer y pueden ser pasados ​​por alto. Si la configuración por defecto de estos mecanismos es opt-in, entonces puede ser difícil argumentar que el consentimiento puede ser tácito.

  • Pop-ups o dispositivos de control de cookies que utilizan Javascript pueden no ser compatibles con dispositivos que no utilizan Javascript. Esto puede causar problemas para los usuarios de dichos dispositivos.

  • Las ventanas emergentes se establecen a menudo para desaparecer después de un cierto período de tiempo (por ejemplo, 10 segundos), lo que puede que no dar tiempo suficiente para que el usuario pueda leer y entender el mensaje

  • Algunos pop-ups tienen un enlace a una política de cookies, pero aparece la página de la política de cookies en pantalla detrás del pop-up, por lo que es imposible leer sin aceptar todas las cookies !

¿Tiene sentido la ley sobre cookies?

El mismo regulador ha dado ya su opinion: la organización responsable de la vigilancia de la ley de la cookies del Reino Unido anuncio que dejaban de pedir a los usuarios permiso para establecer cookies en su propio sitio web¡! Hicieron esto "para poder obtener información confiable para hacer nuestra web mejor".

La historia de esta ley y su desvanecimiento ha pasado por un periodo inicial de pánico sin sentido y aplicación invisible de la política. Los orígenes de esta ley (abogados octogenarios que no podían usar un ratón y no bien intencionados defensores de la privacidad) tenían poco razonamiento. ¿Por qué? Pues simplemente porque la cantidad de personas que saben lo que son las cookies y necesitan ayuda con la política de privacidad son pocos (si es que existen del todo).

¿Deberían todos los sitios ser ilegales debido a una ley absurda hecha para quien sabe quién?

La historia nos ha demostrado que cuando una ley se opone a la voluntad de la gente, no tiende a durar mucho.

Esta ley ha sido ridiculizada y ha demostrado ser inviable por las personas encargadas de hacerla cumplir. Así que esperemos que el regulador hará lo inevitable: ignorar la ley tanto como puedan, hasta que desaparezca.

 

 

Hablemos sobre tu marketing online

G+

Temas: ley de cookies, protección de datos